Un joc: a quin any…?

Us plantegem un petit  joc per a reflexionar una mica:
qui i quan, més o menys, ha escrit aquestes afirmacions de plena actualitat?


1. “El smog y la contaminación del aire
que puede cambiar el clima, la contaminación de las aguas
por los vertidos, los desechos industriales, los fertilizantes y los
detergentes, incluso el calor producido por las plantas
termoeléctricas – nucleares o no -, todo ello ha transformado
nuestra herencia terrestre en un campo de desperdicios. […] El
cálculo del BEN (Bienestar Económico Neto) nos demuestra que no
somos tan opulentos como podrían aparentarlo nuestras estadísticas
del PNB (Producto Nacional Bruto); es mucho lo que queda por hacer en
lo que podría llamarse la agencia social del futuro”

2.“¡Progreso! Vosotros los políticos
siempre estáis hablando de él. Como si siempre fuera a durar.
Indefinidamente. Más motores, más niños, más alimentos, más
publicidad, más de todo, y así siempre…”

3.“…frente a las pruebas de la crisis
ecológica total con que se enfrenta hoy la humanidad, solo caben
cuatro reacciones… Una de ellas es rechazar las pruebas alegando
que son absurdas…, argumento que ya no es válido en un hombre
inteligente. Otra reacción es la de comamos, bebamos y disfrutemos, que
mañana moriremos
…, postura fatua y desesperada. La tercera
consiste en replicar que los científicos ya inventarán algo para
arreglarlo
, actitud primitiva y despreocupada que el estado de
conocimiento actual no apoya en absoluto. La cuarta reacción, en
fin, consiste en enfrentarse con los hechos y luchar en pro de esos
reajustes profundos, sin los cuales no hay ningún fundamento para
albergar esperanzas.”

4. “….todas las condiciones siguientes
deben darse: 1. Prioridad a la producción de alimentos, incluyendo
inversiones en lo que se llama producción agrícola “no
económica”. 2. Una fuerte reducción del consumo de materiales per
capita
compensado por beneficios sociales intangibles como la
asistencia social, la educación, el desarrollo espiritual, el ocio y
la recreación, etc. 3. Extender la vida útil de todos los bienes de
capital al tiempo que evitamos la producción de residuos y la
producción de productos “no esenciales” 4. Reducir la
contaminación y el agotamiento de recursos enfocando políticas
sobre el periodo de amortización de las inversiones de capital y el
control de la contaminación. lo que llevará a cambios en la demanda
y así en la producción. […] Está claro que esa sociedad no podría
estar basada en el crecimiento, por lo menos no en el crecimiento del
sector material. Para empezar, no debemos basar nuestro sistema
económico en el logro del crecimiento máximo, o el mayor producto
nacional bruto posible. Hay que sustituirlo por la utilidad (o la felicidad) nacional
bruta.”

Semblen que algú les pugui haber escrit ahir mateix, oi?  Algú com el Christian Felber o el Serge Latouche, no? Doncs, no. Ni tan sols són d’aquest segle.
1. Paul A. Samuelson, Economics, 1945. De
la novena edició de 1973.
2. Aldous Huxley, Contrapunto, 1928.
3. Tom Stacey. Del preàmbul a Goldsmith,
E., Allen, R., Allaby, M., Davoll, J. i Lawrence, S., Manifiesto por
la Supervivencia
, Alianza, Madrid, 1972.
4. La Lettre Mansholt, 9 de febrer del
1972.
Carta de Sicco Mansholt, membre de la Comissió Europea des de la fundación de la Unió, al president de
la Comissió Europea.
I és que la reflexió sobre el decreixement ve de molt i molt lluny. Alguns veuen el seu origen en els textos de Malthus, J.S. Mill o D. Ricardo. 
Aquest post està motivat per la relectura accidental de trossos del llibre de Ramón Tamames (1977). Ecología y desarrollo. La polémica sobre los límites al crecimiento.  Amb una de les seves cites acabem: 
“La única base del bienestar a largo
plazo es la solidaridad con los demás, y no en un mero sentido
espacial, sino también cronológico; esto es, de respeto de las
mejores tradiciones y de responsabilidad por el legado que hemos de
dejar a la posteridad. […] Y si admitimos que la solidaridad es la
única base firme del bienestar, será preciso aceptar también el
axioma de que el crecimiento exponencial indefinido es imposible en
un mundo finito. Por consiguiente, o se choca contra esos límites,
impelidos por una inercia ciega y con el tránsito por una larga
agonía de dolor y de peligros, o se introducen los cambios
necesarios para respetar los límites y no precipitarnos en el
abismo, o para no engendrar el cataclismo de otro modo inevitable”.

Close Menu