A voltes amb les textils… tragèdia a Bangladesh

Enllaçant amb la xerrada de l’Albert Sales i arran de la tragèdia del dimecres 25 a una fàbrica de Bangladesh:

Según datos de la Federación Nacional de Trabajadores del sector Textil de Bangladesh, en los últimos 15 años ha habido unos 600 muertos y 3.000 heridos en accidentes ocurridos en fábricas textiles (incendios o derrumbes) en el país.

[…]

Bangladesh es el segundo exportador textil del mundo, solo superado por China. En los últimos años son muchas las marcas de moda occidentales – H&M, Inditex, C&A, Primark o Mango, por mencionar sólo algunas- que han decidido fabricar allí parte de sus prendas. Una de las principales razones son los bajos costes de producción. El salario mínimo en el país, el que cobran muchas de las personas que trabajan en la industria textil, es el equivalente a 30 euros al mes. El precio de un par de camisetas de alguna de estas marcas. 

Por desgracia son horrores como el de ayer los que han arrojado algo más de luz sobre la procedencia de la ropa que tantas veces nos ponemos sin pensar. La muerte de 111 trabajadores, en su mayoría mujeres, en noviembre de 2012 a causa de un incendio en otra fábrica de ropa fue una de las más sonadas. Aquella fábrica no contaba con equipos contra incendios y las salidas de emergencia estaban cerradas. Cuando el humo empezó a extenderse, los supervisores ordenaron a las trabajadoras que permaneciesen en sus puestos. Esa tragedia hizo obvio lo que ONG como la Campaña Ropa Limpia llevan años denunciando: las penosas condiciones de trabajo y de seguridad de los trabajadores de esta industria en muchos países, y la responsabilidad de las marcas que contratan con los talleres en esos países en mejorar la seguridad de los trabajadores. Son ellas las que hacen los encargos, y por ello el poder de cambiar a mejor muchas cosas en sus proveedores. 

Més informació a Eldiario.es 

Close Menu